Día uno

El primer día ha sido un tanto raruno. No es que haya echado de menos las redes sociales, pero me he descubierto en más de una ocasión mirando el móvil en busca de qué se yo. Supongo que conforme mi cerebro se vaya acostumbrando al hecho de que ya no hay nada ahí que me pueda interesar dejará de ir buscándolo impulsivamente.

Por lo demás todo bien. Espero que todo esto me ayude a aprovechar mejor el tiempo, sobre todo fuera del trabajo, ya que en horario laboral ya me había obligado a dejar el teléfono fuera de mi alcance para evitar echar un vistazo de vez en cuando en los tiempos muertos.

Intentaré seguir la narración de esta pequeño gran reto que me he propuesto, que aunque sé que a nadie le importa, para algo me pago este dominio XDD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *